La desaparición de Stephanie Mailer, de Joël Dicker

La desaparición de Stephanie Mailer es el fenómeno literario con el que Joël Dicker vuelve con su cuarta novela.

A continuación puedes leer un breve resumen de “La desaparición de Stephanie Mailer” sin desvelar el desenlace

En la zona de Hamptons, ubicada al noroeste de Long Island, Nueva York, la pequeña ciudad costera de Orphea es escenario de un cuádruple asesinato en la noche del 30 de julio de 1994, día inaugural de su primer festival de teatro nacional.

El alcalde de la ciudad Joseph Gordon, su esposa Leslie y su hijo de 10 años, y una mujer joven, Meghan Padalin, que estaba corriendo cerca de su casa, son asesinados a tiros con una Beretta con el número de serie borrado.

La desaparición de Stephanie Mailer, de Joël Dicker
La desaparición de Stephanie Mailer, de Joël Dicker

Después de una investigación exhaustiva, el asesino, Ted Tennenbaum, es identificado por los dos oficiales responsables de aclarar el caso, Derek Scott y Jesse Rosenberg, pero él es asesinado en una persecución y nunca confesará.

Veinte años después, el 23 de junio de 2014, hay una pequeña recepción en el estacionamiento del centro regional del Departamento de Policía del Estado de Nueva York con motivo de la partida de la policía, después de 23 años de leales servicios, del Capitán Jesse Rosenberg.

Stephanie Mailer y el Capitán 100%

Mientras sus colegas lo llamaban Capitán 100%, porque resolvió todas las investigaciones en las que participó, una periodista, Stephanie Mailer, de 32 años, se le acerca y le dice:

– ¿Te importa si te llamo Capitán 99%?

La joven periodista, a la que ve por primera y última vez, dice que no ha resuelto su primer caso, el del cuádruple asesinato de Orphea y que tendrá la prueba irrefutable, durante una cita el mismo día:

– La respuesta estaba ante tus ojos, Capitán Rosenberg. Simplemente no la viste.

Stephanie Mailer, dejándolo, le dice lo verá pronto, pero no será así, porque este 23 de junio es el día de la desaparición de Stephanie Mailer, desaparición que hace que Jesse Rosenberg posponga su salida de la policía planificada para el 30 de junio.

No será el único en retomar la investigación. El ex compañero de equipo Derek Scott, que ahora es parte de la brigada administrativa, y Anna Kanner, subdirectora de policía de Orphea, se unen con él para resolver el enigma.

El caso es un gran rompecabezas y les llevará mucho tiempo el colocar las piezas, especialmente porque en varias ocasiones van tras pistas falsas, que Joël Dicker lanza sabiamente para engañarlas a éstas personas y al lector.

De hecho, hay varias historias en esta historia, una de cuyas palabras clave es La Noche Negra, y varios días cuando todo cambia en la vida de los protagonistas. Esto es para no disgustar al lector que no estará aburrido en ningún un momento.

Los eventos parecen repetirse con veinte años de diferencia. Los capítulos están numerados negativamente hasta el primero del XXI festival nacional de teatro, y positivamente desde esta fecha.

Joël Dicker no está desprovisto de humor

Uno de sus personajes, un crítico literario, describe su profesión de la siguiente manera: nunca, y nunca lo digo, conocí a un crítico que soñaba con escribir. Los críticos están por encima de eso. Escribir es un arte menor…

También clasifica así los géneros literarios:

“A la cabeza de la clasificación está la novela incomprensible, luego la novela intelectual, luego la novela histórica, luego la novela corta, y solo después, en buen penúltimo puesto, justo antes de la novela perfecta, existe la novela negra.”

Puedes echar un vistazo y/o adquirir La desaparición de Stephanie Mailer, de Joël Dicker en este enlace

También te puede interesar: El Laberinto de los Espíritus, de Carlos Ruiz Zafón