Tonto es el que hace tonterías, no discutas con un tonto

Tonto es el que hace tonterías, nunca discutas con un tonto, quien presencie la discusión podría confundirte con él.

Todos hacemos el tonto de vez en cuando (generalmente más veces de las que creemos) y además tratamos con gente que hace tonterías.

Nunca discutas con un tonto. Leonardo Ferrari
Tonto es el que hace tonterías, nunca discutas con un tonto. Leonardo Ferrari

Además, es justo reconocer que quien parecía tonto en realidad no hizo quedar a nosotros como tales. Por este motivo Leonardo Ferrari escribe este libro sobre los tontos y sus tonterías, para intentar detectar la estupidez propia y la ajena, evitando disgustos y aprovechando las ocasiones que nos brinda la sociedad que nos regala el estar rodeados de tontos.

Contenido:

Los Principios de Peter y de Dilbert
El Efecto Dunning-Kruger. La ignorancia orgullosa: nadie se cree mas tonto que nadie
La estupidez según Carlo Cipolla, no menospreciar el poder de los tontos.
El poder de la estupidez. Corolario a Carlo Cipolla
Pino Aprile o porqué la humanidad tiende a la imbecilidad
Las leyes de Parkinson. Murphy y sus malditas leyes
Paul Tabori y su certera visión de la Historia, sus estúpidos y sus estupideces
Análisis de los tontos por Santo Tomás de Aquino y por Erasmo de Rotterdam
La navaja de Hanlon y otras leyes para descubrir a los tontos.
Muchos, muchísimos tipos de tontos. Tonto es el que hace tonterías.
Tan listo como para hacerse el tonto. Cómo sacar provecho de parecer tonto
La estupidez en acción, ejemplos terribles de tontos de los que es mejor prevenirse.

Este libro trata sobre la estupidez y los estúpidos. Todos somos estúpidos de vez en cuando (generalmente más veces de las que creemos) y además tratamos con gente que hace estupideces.  Además, es justo reconocer que personas que parecían un tonto en realidad nos hicieron quedar a nosotros como tales. Por este motivo he escrito este libro, para intentar detectar la tontuna propia y la ajena, evitando disgustos y aprovechando las ocasiones que nos brinda la sociedad que nos regala el estar rodeados de necios.

Forrest Gump decía que Tonto es el que hace tonterías. El mismísimo Albert Einstein también creía en el poder de la estupidez. Suya es la cita de que “sólo hay dos cosas infinitas; la estupidez humana y el universo. Y no estoy muy seguro acerca de lo último.”

También Schiller dijo: “Contra la estupidez, los propios dioses luchan en vano.” Y ya desesperaba el emperador romano Marco Aurelio cuando se lamentaba que “perseguir lo imposible es propio de locos; pero es imposible que los necios dejen de hacer algunas necedades.”

Aunque la mejor definición la da Baltasar Gracián cuando dice que “son tontos todos los que lo parecen y la mitad de los que no lo parecen”. Un poco pesimista, pero cierta y avalada por la experiencia.

No conozco ninguna especie animal que podamos definir como estúpida. Es más, en ningún momento realizan ningún comportamiento que podríamos calificar de estupidez, y aunque a un observador poco experimentado se lo pudiera parecer, al final, esa conducta siempre es con el fin de la supervivencia de la especie. Conviene recordar que la nuestra es la especie más moderna sobre el planeta, las otras no serán tan tontas.

Sin embargo, el ser humano, ya sea de forma individual o colectiva ha dado infinitas pruebas de estupidez. Tal vez sea por aquello de que somos una especie inteligente y con libre albedrío. Por eso somos libres de equivocarnos y caer en la tontuna, al contrario de otras especies sin estos atributos. Asusta pensar cómo sería una especie alienígena con miles de años de ventaja en las mismas cualidades de los humanos. Sus estupideces deberán ser astronómicas. Quizás por eso no hemos contactado aún.

Dejo esta idea para pensadores y filósofos, pues por más que he investigado, no he visto abierta esa línea de pensamiento. Marco Aurelio y Baltasar Gracián mencionan de pasada la estupidez humana, Erasmo de Rotterdam escribe todo un libro sobre el tema y Santo Tomas de Aquino redactó un tratado sobre la estulticia. Sólo he encontrado a un autor, Pino Aprile, que aunque no indica por qué existe la estupidez, por lo menos nos sugiere para qué pudiera existir. Hay en este libro todo un capítulo dedicado a él.

Pese a que muchos autores como Peter o Dilbert han abordado esta cuestión de ser tonto en tono humorístico, el tema no deja de ser tragicómico, pues la estupidez  en acción genera más catástrofes que cualquier otra cosa en el mundo. Aun así, tengo fe en nuestra especie, pues pese a todo este lastre de la estupidez, seguimos vivos. Y hasta se podría decir que avanzamos, aunque a veces no queda uno muy convencido. Como un tonto.

Precio: 6,70 €

Leer un extracto

Comprar el libro PDF

Mas libros de Leonardo Ferrari